Quitar manchas de vino en ropa blanca

Aleja la botella o el vaso de vino, para no crear más derrames mientras limpias. Utiliza un paño limpio o una toalla de papel para secar la mancha y eliminar el exceso de vino derramado. Esto es especialmente importante cuando se trata de manchas en telas de lino blanco, ya que no quieres que el tinte caiga sobre el lino.

No presione con fuerza, ya que esto hará que el vino penetre en el tejido. En su lugar, presiona con firmeza pero con suavidad hasta que no salga más líquido. Este es un viejo truco.

Cubre la mancha con un buen montón de sal de mesa. Esto absorberá el exceso de vino. Una vez que el líquido se haya absorbido por completo, cepille suavemente la sal y siga los siguientes pasos.

Recuerda que para eliminar eficazmente las manchas de vino tinto debes actuar con rapidez. Es perfectamente posible salvar su tejido de lino de una mancha permanente con unos pocos productos sencillos como sal de mesa, soda, vinagre blanco y líquido lavavajillas. Si tienes productos quitamanchas específicos, te serán muy útiles, pero si no, echa mano de estos artículos cotidianos.

Por suerte, esos días ya no existen. Hemos investigado muchos métodos diferentes para eliminar completamente una mancha de vino tinto. Hasta ahora, hemos dado con 4 de ellos que han demostrado ser realmente eficaces y exitosos para eliminar las manchas de vino tinto no sólo de los manteles de lino, sino también de la ropa y las alfombras.

Esta combinación de quitamanchas de bricolaje suele tener éxito. Las proporciones pueden variar desde una proporción de 1 a 1 hasta una proporción de 3 a 1 de peróxido de hidrógeno y jabón, pero el proceso es básicamente el mismo. Combine los dos -se recomienda el jabón lavavajillas de la marca Dawn- y haga una prueba en una zona poco visible, ya que el peróxido de hidrógeno es un agente blanqueador.

Si todo va bien, vierte la mezcla sobre la mancha y déjala reposar, comprobando de vez en cuando si la mancha ha desaparecido; si no es así, añade más mezcla hasta que lo haga. Una vez que el vino tinto haya desaparecido, lava la prenda inmediatamente. Si no puedes lavar la tela de inmediato, aclárala con agua fría y déjala reposar hasta que puedas hacerlo.

Un poco de vino te hace brillar, pero también puede hacerte quejarte si lo derramas sobre algo. Ahora que se acercan las fiestas, es el momento de perfeccionar tus habilidades para eliminar estas manchas difíciles de la ropa, la tapicería y la alfombra. Para ayudarte, hemos invitado a profesionales de la limpieza a que compartan sus formas favoritas de abordar este problema tan común.

Sigue leyendo e impresionarás a tu familia y amigos con tus conocimientos sobre cómo eliminar las manchas. 3. Vinagre.

El vinagre de limpieza, que es un 20% más ácido que el vinagre para alimentos, es eficaz para eliminar las manchas de vino de la alfombra. Después de secar todo el vino posible, haz una pasta con 2 cucharadas de vinagre blanco destilado y 1/4 de taza de sal o bicarbonato. Frote la mezcla en la mancha de la alfombra y déjela secar.

Aspira la sosa/sal. Haz siempre una prueba en una parte poco visible de la alfombra. RELACIONADO: El único ingrediente que necesitas para eliminar una mancha de sangre La razón por la que a algunas personas no les afecta en absoluto cuando beben vino tinto es que el esmalte de sus dientes es más robusto.

Aparte de renunciar a él -¡no lo quiera el cielo! – no hay mucho que podamos hacer con las manchas, aunque hay formas de mitigarlas y eliminarlas. Es decir, hasta la siguiente copa…

Beber tintos más ligeros hará que se manchen menos; de hecho, cuanto más gruesa sea la piel de la uva y más tiempo esté el zumo de uva en contacto con esa piel, más probable será que el vino se manche. Así que un pinot noir tiene menos probabilidades de ser un problema que un shiraz robusto. No bebas vino blanco antes de un tinto, ya que el ácido que contiene preparará el camino para que el tinto se manche aún más en el proceso de «grabado de dientes».

Cuando se trata de eliminar las manchas de vino de la ropa, algunos limpiadores funcionan bien con el vino blanco, mientras que otros son mejores para las manchas de vino tinto.